Psicoterapia Autógena

Inicio Psicoterapia Autógena

De forma resumida podemos afirmar que esta terapia entiende al ser humano como una unidad psico-física, o dicho de otro modo, que cuerpo y mente son una unidad con influencia reciproca. Por tanto cuando la mente enferma, el cuerpo y su naturaleza biológica también se ve comprometida.

El método autógeno según Kanjii (1997) funciona por el siguiente principio:

“Lo que la mente causa, la mente cura”

Quizás tal y como señala la Dra. Blanca Mass Hesse una de las grandezas más importantes de esta psicoterapia es su capacidad para facilitar la vuelta al equilibrio, la homeostasis (Mas et al., 2005).

En Inspira Psicología estamos convencidos de que facilita armonía entre mente y cuerpo.

“Mens sana in corpore sano”

En líneas generales la terapia autógena promueve la homeostasis, el equilibrio, la capacidad curativa de recuperación biológica del organismo y la resolución de conflictos psíquicos y traumas personales, aumenta la capacidad consciencia, de “darse cuenta”, favorece la concentración, memoria, creatividad, conexión mente-cuerpo y es un método excelente para conseguir propósitos y aumentar el rendimiento físico- deportivo.

Destacamos entre sus principales aplicaciones clínicas eficacia sobre la reducción del estrés, depresión, ansiedad y enfermedades psicosomáticas. La terapia autógena ha sido investigada y aplicada con éxito en relación a múltiples trastornos. En la siguiente tabla que hemos adaptado de la Sociedad Británica de Terapia Autógena. http://www.autogenic-therapy.org.uk se recogen las principales aplicaciones clínicas en población adulta.

Aplicaciones Clínicas de la Terapia Autógena

 

TIPO DE TRASTORNO

 

APLICACIONES ESPECÍFICAS

 

Cardiovascular

Arritmias cardiacas, cardiopatía isquémica, angina de pecho, recuperaciones de infarto de miocardio, hipertensión, trastornos de la circulación periférica, rubor, cardio-neurosis
 

Respiratorio

Asma, síndrome de hiperventilación, tos nerviosa, infecciones recurrentes
 

Gastrointestinal 

Trastornos funcionales de la deglución, alergia alimentaria, dispepsia, úlcera péptica, síndrome del intestino irritable, algunos trastornos biliares, colitis ulcerosa

 

Genitourinario

Trastornos de la vejiga, disfunción sexual, embarazo

 

 

Musculo-esquelético

Artritis reumatoide, reumatismo no articular, artralgia, enfermedad degenerativa de las articulaciones, síndrome lumbar, síndromes de dolor de tensión

 

 

Endocrino y metabólico

Diabetes, trastornos tiroideos, algunos alteraciones de lípidos, algunas formas de infertilidad, síndrome premenstrual, trastornos auto-inmunes (VIH y el SIDA)
 

Neurológico

Dolor de cabeza, migrañas, temblores, espasmo facial, blefaroespasmo, neuralgias y dolores del miembro fantasma, lesiones cerebrales, epilepsia, parálisis cerebral, parkinson

 

 

Psicológico

Ansiedad, fobias, depresión, trastornos del sueño, adicción a tranquilizantes, problemas de conducta, trastorno de pánico, síndrome de estrés, trastorno de estrés postraumático, duelo no resuelto, trastornos de la alimentación, angustia de la enfermedad crónica, algunos estados de fatiga crónica

Adaptada de la Sociedad Británica de Terapia Autógena (British Autogenic Society)(Guiote , J.M,2014)

Consulte las modalidades disponibles con descuentos sobre las tarifas generales.